Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

¿Abuelito, y porque le puso La Fosa? – “Porque salió de la fosa que está en la Merced, allí estaba Jesús de la Merced.”

Jesus de la Merced 01 

Transcripción fiel del testimonio del Maestro Luis Alfonso Alvarado Coronado, en relación a la historia del maestro Santiago Coronado, abuelo del relator, y en cuanto al origen de la marcha fúnebre La Fosa.

El abuelo, Santiago Coronado P., nación en Patzún, Chimaltenango el 30 de diciembre de 1865, y llegó a Guatemala, siendo aún un niño, con Justo Rufino Barrios. Vino a caballo atrás del presidente Justo Rufino Barrios. Eso nos lo contó él y nos lo contaba a todos los nietos… ya cuando era una persona de edad.

Porque decía: ¡Ah…! Barrios. –Pasó Barrios por Patzún y le dijo que si alguien quería ser músico, -- entonces yo le dije que yo tocaba el clarín, porque se iba a meter al cuartel, siendo niño, y allí le enseñaron a tocar el clarín. Entonces le dijo_

--“Yo quiero ser músico.”

-- Entonces le habló a sus papás. Les dijo que se lo traían acá a la Escuela de Substitutos porque Barrios iba a fundar acá una escuela de música. Y se vino en ancas, me recuerdo muy bien de sus palabras: --“en ancas atrás bien abrazado y yo no sabía que era el gran presidente de Guatemala”, -- asi decía el abuelo – entonces lo trajo a la Escuela de Substitutos y allí principio él a estudiar. Eso fue el inicio de su vida.

Y, por otro lado, conoció a la abuela, con quien contrajo nupcias. La abuela era descendiente de nuestro gran héroe guatemalteco Molina, de allí viene, de don Pedro Molina viene la descendencia de mi abuela Catalina Gatica Molina.

Ellos vivían por la Recolección, por el Campamento se llamaba, --Llano del Cuadro – una parte donde hoy está el Instituto de Señoritas El INCA, toda esa parte. Que después del terremoto allí los ubicaron… verdad. Porque yo recuerdo al abuelo allí, era un rancho enorme, pero enorme.

Cuando el abuelo me contó, me sentó en su pierna porque estaba tocando el solo de la ópera Aída … era un pistón de plata el que tenía… bellísimo, pero bellísimo… me recuerdo que cuando me lo dio pesaba y me dijo:

Jesus de la Merced 03

--“para tocar esto hay que tener fuerzas… no aquí en los pulmones..”. … me dijo – “sino que aquí en las manos para sostenerlo” – porque imagínese, de plata en esa época.

Entonces le dije yo: --abuelito, y usted ¿le contó ya a mi madrecita lo de su marcha la Fosa? –“¡Ay!.. hijo querido.. ¡Inolvidable!...¡Inolvidable!.” –El era una persona muy religiosa, pero muy religiosa y muy entregada al Señor de la Merced. El no faltaba, a visitar a Jesús, recuerdo que decía mi abuelita Catalina: --“Santiago, ¿Llegas tarde nuevamente?

--Sí, Catalina … porque pasé a ver a Jesús de la Merced… te mandó muchas saludes –y le hablaba al oído porque la abuelita era un poquito sorda, --“Te manda muchas saludes y te manda bendiciones… ¿Qué más querés?”

--Y soñó que estaba él en la iglesia de la Merced, con su devoción como tenía siempre, muy adelante, pero muy adelante… donde está hoy el púlpito, no estaba, donde lo tiene hoy. Estaba del lado derecho.

Jesus de la Merced 69

Porque recuerdo que me dijo --“Muy cerca del púlpito” – me dijo: --“Lo tengo tan presente, estaba yo orándole a Jesús de la Merced, cuando vi que no estaba en su camerino, entonces me dio tristeza, pero mucha tristeza, ver que no estaba allí, ni lo vi en el altar mayor.

Cuando hijo… se enciende una luz blanca, pero grande… iluminó toda esa parte donde está la Virgen, cerca de la capilla donde está Jesús de la Merced, allí, la Virgen de Concepción” –“pues se encendió” –me dijo – “y el foso que está allí” – me dijo – “las tablas se hicieron a un lado… y va saliendo Jesús todo de blanco… pero una túnica bellísima y se me quedó viendo y me dijo:

--¡Santiago ¡ … Ahh .. ¡Carajo! –Yo le pedí perdón… que porque me decía eso… y se fue caminando… y en ese momentito mijo,… ¡Oí la marcha!... Oí que la marcha se la tocaban… y lo seguí … y lo seguí… y cuando se me desapareció… ¡Catalina me despertó!. Y me enojé con ella porque me había quitado el sueño más bello que yo tenía.

Y me estuve meditando un rato en la cama… ¡pero no se me olvido la marcha!. Entonces me levanté a esa hora, tres y media de la mañana” –me dijo—“entre tres y media y cuatro, algo asi, y Catalina me dijo: --¡Ya no me vas a dejar dormir con la candela!” –porque encendió su candelita y se puso a escribir la marcha La Fosa. – “Esa es la historia.” Y le dije: ¿Abuelito, y porque le puso La Fosa? – “Porque salió de la fosa que está en la Merced, allí estaba El.” –Me dijo.

 

Naturalmente, no se me olvida, porque uno de niño no se le olvida lo que le dicen. Eso, contado por él.

Entonces, naturalmente lo recuerdo… así como también me contaba de los pasajes con su hijo Bernardo, tío Bernardo, que era solista de la ópera y en cierta ocasión dice que a mi tio Bernardo parece que en realidad lo envenenaron, existió envidia por él, porque fue nombrado por Lázaro Chacón director de la Banda Marcial, entonces le tuvieron envidia, porque después de un extranjero, por cierto de apellido Roche, mi tío fue el primer director guatemalteco que tuvo la banda marcial. Y dice que pasaron disparando y que con su trompeta y clarinete –me dijo—“nos defendimos y gracias a Dios que no nos dieron, veníamos de la opera sobre la once y enfrente de la iglesia de la Merced nos dispararon. Mijo, para mí, fue Jesús de la Merced quien me salvo.”

Jesus de la Merced 62

--Mire: para todo hablaba él de Jesús de la Merced….

¿Cómo le podía el dedicar a otra imagen la marcha? Y él dijo:

--“Esta marcha es dedicada a El, porque allí la soñé.”

--La marcha La Fosa se le tocaba antes a Jesús de la Merced dentro del templo para iniciar su procesión de Viernes Santo hasta que se hizo la marcha ¡Señor, Peque! De Monseñor Santa María y Vigil.

Mi abuelo, Santiago Coronado falleció el 16 de junio de 1934, recuerdo que vivíamos con él en Tivoli. Por donde hoy está la terminal. Se veló en la casa de la madre de Manuel Noriega en la 2ª. Calle y 10ª avenida de la zona 1. El sepelio lo acompaño la Banda Marcial y fue enterrado en el Cementerio General, en la mausoleo de la Asociación Filarmónica de Guatemala.

Ciudad de Guatemala de la Asunción, 29 de noviembre de 2000.

Firman:

Luis Alfonso Alvarado Coronado                                                                                             Manuel Jose Andreu Valladares
Nieto de Santiago Coronado                                                                                        Encargado General del Culto de Jesús de la Merced

Licenciado Raul Valdeavellano Pinot
Arq. Eduardo Andrade Abularach
Luis Gerardo Ramirez Ortiz
Lic. Juan Fernando Girón Solares
Notario

Tomado del libro: Jesús de la Merced, Memorias del Siglo XX, Segunda Parte, Cuaresma 2001

Fotografias:

  1. Jesús de la Merced, Memorias del Siglo XX, Segunda Parte, Cuaresma 2001
  2. Archivo Semana Santa en Línea punto com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba
Joomla SEF URLs by Artio
The most visited gambling websites in The UK
Anuncio Principal Inferior 9 Soy Cucurucho tengo los mismos Sentimientos
Banner Principal Inferior 8 Vive la Cuaresma SS y Pascua mano cruz